En SANOMAN creemos que los proyectos han de ser a la medida de los clientes. No pretendemos adaptar una solución estándar a sus necesidades, sino que nuestro departamento de ingeniería planifique un diseño "llave en mano" para su empresa.

Esta modalidad nos permite concebir, construir y poner en funcionamiento una instalación que se ajuste a sus requerimientos de un modo exacto, poniendo el énfasis en la responsabilidad global que asumimos frente al cliente.

En las instalaciones que planificamos, son múltiples los factores que intervienen a lo largo de la misma (productos, personal, recursos...), interactuando entre sí de diversos modos. Es importante que alguién se ocupe de la coordinación de todos los elementos para que consiga llevar a buen término las metas requeridas por el cliente. Un único interlocutor permitirá que todos los engranajes ajusten a la perfección.

SANOMAN dispone de los recursos, de los profesionales adecuados y del "know-how" necesario para orquestar de un modo eficaz toda una instalación de principio a fin, permitiendo que el cliente utilice exclusivamente el tiempo y los medios estrictamente necesarios en la gestión del proyecto.